Nuestros Principios.

Un cuidado de nuestro testimonio ante el resto del cuerpo de Cristo así como ante el mundo, demostrando cuánto disfrutamos la comunión con nuestro Dios y con otros creyentes.

Una responsabilidad de compartir las buenas nuevas del evangelio siempre y cuando Dios nos dé la oportunidad.

Un deseo de que Dios nos bendiga con la bendición del crecimiento numérico, para que podamos dar más gloria a Él, pero también sin olvidar la necesidad más grande de pedirle a Él por el crecimiento espiritual en nuestras propias vidas, a través del proceso de la santificación que es la obra del Espíritu.

En todo lo que hacemos en esta iglesia, nuestro deseo fuerte debería ser de dar la gloria a Dios ante todo, y ser un ejemplo de una iglesia que es buena y sana solamente debido a la obra del Espíritu Santo en nosotros.

Nuestra Mission

Ser un Iglesia que llene el cielo de Cristianos.

Nuestra Estrategia

Cada ciudadano un Cristiano, cada Cristiano un siervo fiel, que haga de su hogar un lugar para adorar.

Nuestra Vision.

Atender las necesidades espirituales de nuestra sociedad a través de la palabra de Dios, proporcionándole a la misma, esperanza, fortaleza y salvación a través de Jesucristo; cosa que su medio ambiente no les puede dar. Dando a sus miembros la capacitación adecuada para que cada uno llegue a la estatura del varón perfecto.