El ministerio de música en la iglesia local vuela sobre dos grandes alas: el ala teológica –espiritual– y el ala técnica –musical. Ahora bien, al hablar de los elementos que componen un ministerio de alabanza, equipo de música o departamento de música (como quieras llamarle) hay algunos consejos que pueden traer luz en el desarrollo y formación del mismo.

Si deseas formar un equipo de creyentes que apoyen a la iglesia en el área de la música es indispensable proveer una visión o convicción clara a la hora de establecer ese ministerio dentro de la congregación. Esa visión viene como el resultado del conocimiento, estudio y aplicación de la Palabra de Dios, y al mismo tiempo también va acompañado de una vida de intimidad constante con el Señor (Sal. 25:14). Esa visión debe ser realista y alcanzable sin importar el contexto social o cultural en que te toque servir. Como leí en algún lugar: “Visión sin organización es ilusión, organización sin visión es frustración”.

Leave a comment

es_ESSpanish
es_ESSpanish